Octubre futbolero – Negados de cada a portería

Empezó la competición con una novedad importante, y es que este año los partidos como local se disputarán los sábados en vez de los domingos.

Trascurrido el primer mes de competición llega la hora de hacer un primer balance de los partidos disputados por el equipo de Bernardos. Un balance hasta el momento negativo y que viene como consecuencia de la falta de gol en el equipo. Cinco derrotas y un empate, 15 goles en contra y sólo uno a favor que nos llevan a ocupar la última plaza en la tabla clasificatoria. En resumen, una sequía anotadora preocupante acompañada de las facilidades que da el equipo a las delanteras contrarias. El equipo crea siempre alguna ocasión clara en las primeras partes que no se materializan, y baja notablemente el ritmo y la concentración en las segundas.

Resultados y breve crónica:

Bernardos 0 – 3 Nava de la Asunción. En el primer partido de la temporada, el equipo se presentó con sólo once jugadores y vino marcado por un gol tempranero del Nava, que se cerró bien atrás y salía rápidamente al contragolpe. De esta forma marcó los otros dos goles del encuentro. No hubo muchas ocasiones locales, acusándose al final el cansancio y la poca preparación física. El primer partido de la liga ha dejado mucho que desear.

Cabezuela 1 – 0 Bernardos. Un gol en el minuto 89 dio al traste con el buen trabajo realizado por el equipo, tanto defensivo como en ataque, ya que se dispuso de alguna ocasión clara que no logró materializarse. En este partido ya se ha notado una mejoría que daba esperanza para partidos posteriores.

Bernardos 1 – 1 Valseca. Primer punto de la temporada, que bien pudieron ser dos, ya que se falló un penalti que pudo haber supuesto la primera victoria. El equipo parecía en alza, no sólo por el punto sino por el juego desplegado. El resultado se da como bueno esperando que mejoremos más todavía.

C.D. Arcángel 5 – 0 Bernardos. Partido disputado bajo una intensa lluvia y primer día en que se disponía de la plantilla al completo. Sin embargo resultó ser el peor de los disputados en hasta el momento, sobre todo en la segunda parte donde se bajaron los brazos tras el 2-0.

Bernardos 0 – 2 Unami. Después de empezar dominando el partido y crear alguna ocasión clara de gol, que seguimos sin materializar, un fallo defensivo otorga el primer gol visitante. El equipo, sin jugar bien se va arriba, arriesgando para lograr el empate y al no marcar las ocasiones en el fútbol se paga con el 0-2 definitivo. Este partido era clave para cambiar la inercia, pero no se consigue.

Villacastín 3 – 0 Bernardos. No hay manera, nos cuesta un horror marcar un gol. Una vez más, nos dejamos sorprender en el minuto 1 con un gol en posible fuera de juego, pero que no excusa nuestra relajación al comienzo tanto del primer como del segundo tiempo. En la primera parte, y después del gol, Bernardos dominó el juego creando un par de ocasiones claras, acompañado de presión que hizo que se sacaran unos 15 saques de esquina a favor. Al minuto cinco de la segunda parte, en otro fallo defensivo marca Villacastín el segundo. Bernardos sigue atacando pero no creando las ocasiones claras, sino muchos barullos en el área, y como no podía ser de otra manera en un corte de balón y estando la defensa muy estática, Villacastín marca el tercero.

Los resultados y clasificación de cada jornada podéis seguirlos en la web de la Federación de Castilla y León de Fútbol. Y el primer lunes de cada mes un resumen de los partidos disputados por el equipo. A ver si mejoramos¡¡¡

Reflexiones de un veterano en el equipo

En primer lugar quisiera expresar mi agradecimiento a todos los jugadores, entrenadores y cuerpos técnicos que han hecho y siguen haciendo que el equipo de fútbol de Bernardos venga jugando en la liga provincial de Segovia, y de forma ininterrumpida, desde el año 1977. Se trata del único equipo en toda la provincia de Segovia que puede presumir de ello, a pesar de no ser precisamente un pueblo grande en número de habitantes, sino más bien todo lo contrario si se tiene en cuenta al resto de equipos que participan en la competición. Un mérito, pues, por partida doble.

A punto de cumplir 30 temporadas de existencia, el equipo de la Asociación se encuentra en una pequeña ‘crisis’ de jugadores del pueblo, uno de esos altibajos cíclicos que no es la primera vez que se produce (me comentan que hubo temporadas que se iniciaron y terminaron con sólo 13 jugadores). Menos mal a que a última hora se han fichado a 6 jugadores de Segovia y uno de Cantimpalos …. y llegamos hasta 23 fichas ¡¡¡

Resulta curioso cómo, ahora, cuando tenemos el mejor campo y las mejores instalaciones de todos los tiempos haya tanta escasez de gente. Quizás sea bueno recordar porqué se le puso al campo el nombre de ‘Los Cardos’, los lanchones de pizarras que florecían por la superficie del terreno, cómo se marcaban el campo con una regadera, cómo los propios jugadores limpiaban los vestuarios, o cómo cada semana se ponían y quitaban las redes cosiéndolas con cuerda (no, no había ganchos como ahora).

Independientemente de los resultados deportivos, luchamos y competimos con otros pueblos de la provincia y estoy seguro que todos vosotros compartís mi opinión de que la experiencia merece la pena.

Todos sabemos que somos un club modesto, sin grandes aspiraciones. Está claro que a todos nos gusta ganar y no siempre salen las cosas como a uno le gustarían. Lo fácil en estos casos es bajar los brazos y dejarse llevar, pero lo bonito del deporte es saberse superar, admitir los errores propios y trabajar como un equipo.


Equipo de fútbol. Temporada 1993-1994

Tras doce temporadas como jugador y haber pasado por todas las posiciones dentro del campo, envidio a la gente que lleva o ha llegado a 20 años. Hablar del equipo es hablar de múltiples recuerdos. Como es lógico he vivido buenos momentos (los deportivos), otros no tan buenos (más de un lunes de agujetas y ampollas) y alguno malo (lesión de rodilla), pero al final me quedo con la sensación de trabajo bien hecho y mi deber cumplido.

Hoy día, más que falta de afición, lo que hay es un tono de desánimo general, de falta de ilusión y quizás también de compromiso personal. Todo lo contrario a lo que necesita un equipo, sea de fútbol o de cualquier disciplina. Hay gente joven, si bien es cierto que cada vez en menor número, pero todos los que estamos en disposición de ayudar deberíamos contribuir a seguir haciendo historia.

Ojalá se recupere pronto el espíritu, esa ilusión perdida en los jóvenes y veamos al equipo durante muchos años. Los resultados seguro que volverán a sonreírnos.

Aproximadamente, una vez cada mes aparecerán en el Telar unas pequeñas crónicas de los partidos disputados.