Al político imputado, sin sueldo y encarcelado

Algunos políticos, cuando han sido elegidos, desoyen, desprecian y hasta roban a su pueblo. Incluidos sus propios votantes. La Autoridad normalmente se ejerce. Del poder, muchas veces se abusa. Aunque no todos los políticos son iguales.

Polis –del griego- es ciudad.
Política es gobernar
al pueblo con dignidad.
Y por el pueblo, luchar.

Escucharle al legislar;
su mandato, obedecer;
sus libertades, jurar;
sus derechos, defender.

Esta es su razón de ser:
en perfecta comunión,
la Democracia al poder
gobernando a su nación.

Nosotros los elegimos
y, en ellos, depositamos
la esperanza que exigimos
a quien fielmente pagamos.

Hay políticos, hoy día,
que rompen esta cadena.
Dejan el arca vacía
y su caja fuerte, llena.

Con falsas financiaciones
y otros cobros ilegales,
van evadiendo millones
a paraísos fiscales.

En limusina, escondidos,
compran jueces y abogados.
Y financian sus partidos
con los dineros robados.

La más digna profesión,
ajada y prostituida.
Y, del pueblo, la ilusión
defraudada y destruida.

Les declaran imputados
y se muestran ofendidos…
Simulan ser atacados.
¡No se dan por aludidos!

Democracia… ¿Qué te pasa
que no sabes protegerte?
Quienes atacan tu casa
demuestran no conocerte.

El pueblo va a defender
tu valor y tu verdad.
Volverán a renacer
justicia y honestidad.

¡A la calle! Que ya es hora
de echar a tantos bribones.
¡Salgamos todos ahora!
¡Basta ya de corrupciones!

Desde la casa del Rey
hasta el último ladrón…
¡Aplíqueseles la ley!
¡¡Que los lleven a prisión!!

 

Luis Arranz Boal

Pedro Sanz

Bibliotecario, documentalista, gestor de contenidos web, community manager, social media .... en continua formación 'Aprendiz de todo, maestro de nada'

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.