Agua y presas en el Siglo XXI

Introducción

Tenemos la mala costumbre de acordarnos de Santa Bárbara sólo cuando truena. En este caso, como el presente otoño es lluvioso, los agricultores pueden sembrar y hay níscalos para dar y tomar, parece que se nos acaban los problemas con el agua. Sin embargo, sólo hace un par de meses estábamos temiendo lo peor: embalses al mínimo, ambiente seco por doquier. Los problemas del agua no se acaban porque venga un otoño húmedo. España se encuentra en una zona muy frágil y expuesta a la aridez. Todos los indicadores nos anuncian que la tendencia no va precisamente a mejor. Por eso es importante, como expone en este artículo la profesora Pérez Zabaleta, que asumamos una cultura de protección del agua como un recurso escaso y precioso: que sepamos todos que con agua podremos mantener una mínima calidad de vida, pero sin ella seguro que no.

Agua y presas en el Siglo XXI

El agua es un elemento esencial para la vida. Bajo este evidente hecho se ha ido conformando en todas las sociedades una gestión del agua que varía notablemente de unos lugares a otros pero que ha intentado proporcionar soluciones a los problemas de escasez y de calidad. La gestión del agua, en la mayor parte del siglo XX y de los países, se ha llevado a cabo a través de políticas de oferta. Éstas han consistido básicamente en proporcionar dicho recurso en la cantidad y calidad requerida por los usuarios, utilizando las técnicas disponibles y sin tener en cuenta el coste de las mismas que ha sido asumido, generalmente, por la Administración.

Nos encontramos en España con el país de mayor número de presas por habitante del mundo, pero el agua sigue siendo escasa, sigue encontrándose mal repartida y su calidad es, en algunos casos, deficiente. Pero así como en otros países como los Estados Unidos y, concretamente, en California, se ha llegado a diagnosticar el fin de las grandes presas, en otros, como España, seguimos planteándonos su construcción. Y nos seguimos preguntando: ¿Hacen falta más embalses? Teniendo en cuenta los números, podríamos decir que no; sin embargo, las generalizaciones ocultan siempre los casos concretos y dificultan, en ocasiones, la comprensión de algunos problemas.

En el siglo XXI, el marco social, cultural, institucional, económico ha cambiado. Existe una mayor conciencia social de la importancia del medio ambiente y de su conservación, los pueblos desean el crecimiento pero bajo el paraguas de la sostenibilidad, se ha creado una nueva cultura del agua que implica la protección del recurso y de los ecosistemas, y las autoridades supranacionales están dictando orientaciones y normativas que acarrean un cambio en la gestión del agua.

En la Unión Europea, la Directiva Marco del Agua determina un antes y un después de la política del agua de los países. Una política cuyo objetivo es la protección del bien, y que implica, en la gestión, una valoración ambiental y económica, incorporando al anterior modelo de gestión de oferta, la gestión de la demanda. Bajo esta nueva perspectiva es cómo se deben valorar proyectos de la envergadura del embalse de Bernardos 550 Hm3, mayor que la presa de El Atazar de Madrid en 125 Hm3, pero que inunda el doble de hectáreas.

Los opositores de las grandes obras públicas aducen entre sus argumentos los elevados costes sociales, medioambientales, pérdidas económicas, etc. Los que apoyan estos proyectos solo se preocupan de justificar el coste y de los beneficios económicos que se pretenden obtener. Algunos de los costes son de difícil cuantificación, como los medioambientales, ¿cuánto vale un bosque, la fauna o el hábitat de una zona que se va a inundar como consecuencia de la construcción de una presa? También existen interrogantes en cuanto al cálculo de los beneficios. No obstante, actualmente se dispone de técnicas que permiten realizar estimaciones bastante certeras.

La tan preciada agua debe proporcionarse a los ciudadanos de forma que éstos tengan en cuenta su valor económico. En este contexto, la recuperación integral de costes, preconizada por la Directiva Marco de Agua, en el precio del agua debe presidir cualquier proyecto de abastecimiento de agua futuro.

Hemos comenzado el siglo de la sostenibilidad y ello implica valorar, tanto desde el punto de vista de la calidad como desde el económico, así como la participación ciudadana. Bajo esta nueva cultura del agua es como tenemos que afrontar las preguntas: ¿Cómo resolver el problema del agua? ¿Cuáles son las alternativas?

Amelia Pérez Zabaleta
Profesora Titular de Economía Aplicada UNED
Vocal del Consejo Nacional de Agua

Pedro Sanz

Bibliotecario, documentalista, gestor de contenidos web, community manager, social media .... en continua formación 'Aprendiz de todo, maestro de nada'

4 comentarios en “Agua y presas en el Siglo XXI”

  1. ¿Cuales son las alternativas?
    Es evidente que dentro del marco de la sostenibilidad las alternativas afectan no sólo a la oferta de agua sino a la demanda sostenible del agua.
    Una demanda que debe ser racional, el agua debe usarse con tino , como hemos hecho los castellanos con todos nuestros bienes durante generaciones.
    Pero todabía podemos hacer algo mas para intervenir sobre la oferta del agua. Y no estoy pensando en nuevos embalses, ni en explimir las nubes con partículas de yoduros de mercurio…
    me refiero a invitar a las nubes. Si invitarlas.
    Y la mejor forma de invitar a las nubes y pegarnos un festin con su humedas precipitaciones de nieves y aguas es agradarlas con reforestaciones de BOSQUES que aterigan esta humedad. En Castilla si algo tenemos de sobra es amplios espacios que durante generaciones han producido cereal… pero los tiempos han cambiado, estas producciones a veces no son tan rentables…
    ¿Y si producimos BOSQUES de perennes y de caducas en estos amplios espacios para que nos ayuden a producir lluvias?
    Claro que no es algo inmediato, pero¿quienes mejor que los castellanos para comprender que el ahorro y el esfuerzo son las bases para las mas grandes empresas que hemos emprendido a lo largo de siglos?.
    La cultura actual del beneficio rápido no es la solución para mantener un ciclo de lluvias estable como tampoco son solución las Rogativas.
    Ayúdanos a plantar un BOSQUE en Bernardos. Todos nos vamos a felicitar por ello algún dia si lo hacemos.

  2. Crean una plataforma con Coca para pedir compensaciones por la purificación del aire

    El Adelantado – Coca

    Las asociaciones forestales de León y de Soria y la Comunidad de Villa y Tierra de Coca han puesto en marcha la Asociación Nacional para la Compensación de los Beneficios Ambientales de los Bosques, que pretende que se reconozca su papel como sumideros de dióxido de carbono o CO2.

    La Asociación Forestal de Soria, la Asociación Forestal de León y la Comunidad de Villa y Tierra de Coca han constituido esta agrupación con el fin de reclamar compensaciones por el aire que purifican sus bosques, según informa Efe. La Ley de Montes prevé incentivos por la fijación de dióxido de carbono en los bosques y se estima que las masas arboladas de Castilla y León fijan al año entre 3 y 15 toneladas de CO2 por hectárea.

    Por su parte, el grupo municipal socialista ha presentado en el último pleno del Ayuntamiento de Coca una iniciativa para que se declaren ‘bosques modelo’ a los montes de Coca y de toda la Tierra de Pinares segoviana, vallisoletana y abulense.

    La propuesta socialista recuerda que la meta primaria del programa es «establecer una red mundial de bosques modelo que represente a la mayoría de los ecosistemas forestales del mundo». La red cuenta actualmente con unos 40 sitios de bosques modelo en 18 países de cinco continentes.

  3. CANTIMPALOS
    Más de 50 voluntarios participaron en una plantación de árboles

    Un momento de la plantación de árboles./ LUCIO MARTÍN

    Lourdes Matarranz – Cantimpalos

    Más de cincuenta niños y jóvenes voluntarios participaron en la repoblación de árboles en el paraje “el prado”, en las inmediaciones del campo de fútbol, piscinas, frontón, siguiendo la ribera del arroyo, en una actividad promovida por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cantimpalos.

    Fue una jornada de plantaciones y repoblación de especies autóctonas, para recuperar zonas verdes en el municipio.

    Durante el fin de semana y el lunes día 12 de marzo se han plantado 170 tipos de árboles, entre cerezos, cedros, acacias, alibustres, ciruelos, píces, encinas, avellanos….

    Las plantas tendrán el sistema de gota a gota y protección de unos tubos para que las ovejas no se los coman.

    La actividad se enmarca en el programa que todos los años organiza la Junta de Castilla y León, que es la que proporciona las plantas. Después de la jornada, por gentileza del Ayuntamiento se reunieron todos los participantes y disfrutaron de una merecida merienda.

    También se han plantado árboles nuevos en la Plaza Mayor, y se seguirá repoblando por los diferentes parajes de la localidad, así como encinas en el monte .

  4. PALAZUELOS DE ERESMA
    El municipio planta 135 árboles nuevos en zonas urbanas y recreativas

    Los alumnos de infantil también plantaron árboles en colaboración con sus educadores. /EL ADELANTADO

    Las calles que se han repoblado son Clavito, Pradocarril, Reverencia, Oficios, Maestros, Cañada y Matabueyes
    El Adelantado – Palazuelos de Eresma

    El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma ha llevado a cabo la plantación de 135 árboles (110 nuevos y 25 reposiciones) durante el pasado mes de marzo, dentro de los cascos urbanos y zonas recreativas del municipio.

    Las zonas donde se han plantado la mayoría de estos árboles son en las calles: Clavito, Pradocarril, Reverencia, Oficios, Maestros, Cañada y Matabueyes.

    A la cantidad mencionada hay que sumar los 62 árboles que la Junta de Castilla y León ha plantado en el entorno del nuevo colegio público La Atalaya, un total de 197 árboles.

    riego por goteo Todos los árboles plantados, según informa el Ayuntamiento, llevan riego por goteo y tutores de sujección.

    Por otro lado, los alumnos de Infantil (de 3 a 6 años) llevaron a cabo una plantación de unos 20 árboles el pasado día del árbol, con la colaboración de sus educadores y del Ayuntamiento. Los árboles plantados mayoritariamente son: sophora japónica, plátanos, acacidas de Constantinopla, prunos de hoja roja, castaño de indias flor blanca, aligustres y tilos.

    El presupuesto invertido en esta actividad de medio ambiente en este año 2007 supera los 15.000 euros.

    Con esta plantación de este año, son ya más de 1.000 los árboles plantados (con goteo y tutores) en los últimos siete años en el territorio municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.